martes, 29 de junio de 2010

PEDRO LABARRERA, AMIGO DEL ALMA... TE HA LLEGADO CARTA

Hermano querido,

Hoy es tu cumpleaños y de paso tu onomástico... y ya han pasado 5 años desde que comenzó esa ausencia física que contrarrestamos con tu presencia permanente en nuestras mentes y corazones. Quería decirte que hoy ha sido un día de profundos recuerdos relacionados contigo, por ejemplo, cuando aún adolescente, te apareciste junto a un grupo de muchachos por allá por el año 77 en el Boliche "La Obra", unos de esos bastiones que creamos para dar la lucha a la dictadura con esa arma poderosa que es la cultura... y te "clavaste" (según tus palabras) con mi guitarra que  templaba con el "Obra Trío"... muchos años después me dijiste también, que te fascinaba la versión que hacíamos del tema de Barrios, "Danza Paraguaya"... no concretamos una amistad en esos años, pero quedamos ubicados de todas maneras, de tal modo que fue fácil enganchar cuando nos reencontramos en los 90, en ese local de la Subida Ecuador, el "Emile Dubois". Recuerdo que esa noche, mi compañero Luis "Sata" Ponce, con quien acompañábamos a Anita Flores en ese local, me comenta que en la barra se encuentra Pedro Labarrera, conocido guitarrista de la bohemia porteña, y a mi se me ocurre comentarlo al público e invitarte a compartir escenario con nosotros... todos aplaudieron y se dieron vuelta a mirarte, y ahí con el desenfado que te caracterizaba y la "pachorra" que habías adquirido en escenarios de la bohemia, dijiste: "yo quiero tocar con ése", y me apuntaste a mí... y luego me dijiste: "quiero sacarme "la tranca" que tengo desde la época del Boliche "La Obra", cuando empezaba con la guitarra y nunca me atreví a tocar contigo"... y acto seguido, interpretamos el vals "Quisiera ser tu sombra", una improvisación que gustó al público, con seguridad no por la calidad interpretativa, sino que por la carga emocional con que la desarrollamos.
De ahí en adelante, nos encontramos repetidas veces y comenzamos a darle cuerpo a una hermosa amistad sustentada por nuestro gusto por la guitarra popular y por una pasión por el tango, en que coincidíamos espcialmente por nuestra predilección por la guitarra de Roberto Grela y por la Orquesta de Osvaldo Pugliese.

Después vino el "Diapasón Porteño", del cual tu eres reconocido duende mentor y gestor. Estuviste como invitado en lanzamiento del primer cd en la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso, luego te integraste y fuimos como Quinteto al Encuentro Internacional de Guitarras "Entre Cuerdas", luego vino lo del Concierto en la iglesia de Reñaca... una "tocata" inolvidable...y que decir del viaje a Argentina y la actuación en el Festival "Rivadavia le canta al País"... ¡cuantas emociones compadre!


Hace un par de días, estuvimos con el "Diapasón Porteño" en Santiago en el Sello Alerce, grabando con Max Berrú, y fue imposible no sentirte con nosotros en esa sesión, puesto se hizo presente  la experiencia similar que tuvimos en el año 2004, cuando tu sonido con el guitarrón cuyano, quedó plasmado en tres temas en el disco "Intimo" de Max.

Me emociona contarte que mi hijo, sí, el "Vitito", ese muchachito que se aparecía fugazmente en nuestros ensayos, es ahora integrante del cuarteto, agrupación que a pesar de muchas dificultades, aún mantenemos vigente... si, y hasta un nuevo disco presentaremos dentro de muy poco... podrás notar que de todas maneras he sido un tipo afortunado, porque a pesar de ausencias dolorosas como la tuya, ahora tengo a mi hijo conmigo compartiendo esta pasión por nuestra amada guitarra. Los míos te recuerdan con cariño por todo lo compartido en familia y especialmente por la forma en que abriste tu corazón y nos contaste tus frustraciones y sueños, pocos días antes de que cayeras en esa fase que nos golpeó tan violentamente.

Y sigo relacionado con los tuyos... anteayer me llamó tu madre, para saludarme por mi onamástico...estaba complicada porque no me llamó el mismo día... y me manifiesta un gran cariño que intento retribuir cada vez que me es posible visitarla... hoy me llamó tu hermano Juan para ofrecerme sus terapias magnéticas para tratarme un problema que tengo en las articulaciones de  mi mano derecha... en definitiva es tu esencia y el recuerdo permanente lo que nos mantiene unidos.

Un abrazo compañero... 
 

1 comentario:

Marcela Alejandra Jara dijo...

Juan. nos has dejado con una nostalgia y alegria a la vez. Nosotros a Pedro lo acompañamos muchas veces a sus tocatas, en Emile Dubois, el la Esc de Derecho, en el Bristol con sus tangos y bueno en casa. Era una muy linda persona, sobre tdo para el lado femenino jajajaj .. mi primo era tan especial, aqui a mi lado le lei tu carta a mi esposo. (su primo) te debes de imaginar lo emocionando que esta, el era muy apegado a Pedro y estuvo a su lado los momentos mas dolorosos y tristes de el. asique imaginate como quedo, pero como te digo a la vez, muy contento ya que aun lo tengan presente, creo que en mi vida he escuchado a alguien tocar como lo hacia Pedro. Juan que rico que ahora tengas a tu hijo a tu lado con su guitarra, ya veras que llegara a tocar muy lindo como lo hacia Pedro. Mi primo debe de estar muy feliz que aqui aqui abajo lo recordamos como que anduviera de viaje.
Un abrazo grandote y gracias por compartir esta preciosa carta con nosotros.